Yo y mis porqués

¡Hola!

Mi nombre es Elena Tur y trabajo en una agencia de medios y comunicación.

Pensaréis que éste es otro blog más, dentro de la miríada que existe. Y puede que así sea, pero no hay que olvidar que son infinitas las maneras de hacer cosas parecidas, así que ¡quién sabe!, quizás dé con la «diferencia» necesaria para darle un toque personal y convertirlo en especial.

Os explico de forma resumida mis porqués. Las respuestas a esas preguntas que me han traído hasta aquí.

Sobre el tiempo o, más bien, «la falta de».

¿Os pasa que lo que de verdad os gusta, queda siempre en el tintero de las obligaciones?

Yo también lo he vivido en primera persona. Hasta que llegó el momento en el que me impuse mi tiempo de desconexión, para que aunque fuera escaso no fuera perdido.

Sobre cómo Des-conectar para Re-conectar.

Mi afición desde siempre ha sido escribir, aunque ha permanecido relativamente «dormida». Cuando le busqué su espacio, aprendí a desconectar unos minutos cada día, lo cual me daba fuerzas para, a posteriori, reconectar más animada con los quehaceres diarios.

Un único día parece no cambiar nada, pero el secreto es que tiene efecto acumulativo. Es con el transcurrir del tiempo cuando percibes la transformación.

Encontrar lo que te motiva es la fuente para una vida mejor.

Sobre dónde buscar la inspiración.

Cuando supe que quería escribir y que lo haría a través de un blog, llegaron las preguntas claves: ¿de qué iba a tratar?, ¿en qué me iba a inspirar?.

Pues lo cierto es que no quería limitarme a una temática. Tampoco tengo una especialidad definida para que fuera sencillo elegir. Finalmente decidí ser yo misma: en parte soñadora y en parte pragmática. Creí interesante combinar la parte fantástica con la realidad, ambas de la mano.

Por eso he abierto el abanico. Escribo relatos sobrenaturales o con encanto, para dejar volar la imaginación; y comparto vivencias personales, dejando fluir los sentimientos y explicando mis aprendizajes.

Creo que en la vida hay que ir a por la magia. Se trata de buscarla con determinación, ya sea en la belleza de las pequeñas cosas o en las experiencias inexplicables que ocurren más de lo que imaginamos; también en la naturaleza que nos impresiona o en los sentimientos que nos hacen superarnos; e incluso en un blog fuera de lo común.

Si os apetece seguirme, junt@s salpimentaremos la «cosa del vivir» con una pizca de esa magia.

Os espero.

¡Ah! Gracias a PIXABAY y sus fotógrafos por las maravillosas fotos que nos permiten compartir. Son mi fuente para el blog. Con ellas, los relatos cobran vida y los pensamientos, buena energía.