¡Abre la caja!

Vas caminando y la ves…

Es una caja llamativa, envuelta en papel de regalo, con un precioso lazo. Te tienta, ahí tan sola, y puedes casi oír como le susurra a tu imaginación sugestivas palabras sobre un bello contenido, pero algo te dice que quizás sea una trampa; además, no te pertenece, salvo que te confirmen que es para ti…

De pronto te das cuenta de que lleva una etiqueta con tu nombre.

Ya no cabe duda, la han dejado expresamente para que la cojas, pero al girar la tarjeta ves una advertencia: ¡Contiene varios regalos, algunos preciosos pero otros de trágico destino que te harán llorar!.

Sólo depende de ti, romper el papel y mirar. ¿Qué harías?, ¿podría más la curiosidad o el miedo?…

La vida es algo así. Nos es dada porque, que sepamos, nadie elige venir. Nacemos y, a partir de ahí, para cada uno de nosotros el contenido cambia, es más, ¡incluso el envoltorio es diferente!.

En cualquier caso, la caja, el regalo, ha de ser abierto, ha de ser vivido, con sus momentos hermosos y los trágicos. No podemos meternos en una urna, no hay alternativa, porque el reloj con su tic tac avanza y nosotros vamos cambiando a su ritmo, creciendo, madurando, evolucionando…

Os animo a ver la vida como ese regalo misterioso que tenemos entre manos, porque no dejan de aparecer nuevos objetos (circunstancias) que sacar de la caja, como si fuera el famoso conejo de la chistera.

Rompamos el papel, abramos la caja con osadía, tanteemos en su interior a ver qué aparece con el nuevo día, el nuevo mes o el nuevo año.

Os cuento que de mi caja ha salido ya mucho drama, pero también alegrías, y como es lógico, igual que al resto del mundo, me seguirán saliendo circunstancias que me provoquen todo tipo de emociones, pero si agradecemos lo que tuvimos en lugar de quejarnos por lo que se perdió; si agradecemos lo que nos alegra sin menospreciarlo como si fuera insuficiente, la vida siempre merecerá la pena.

Lo último que he sacado de mi caja es ser finalista en la categoría de blogs literarios de los XIV Premios 20Blogs, ¡todo un orgullo inesperado!.

Me inscribí animada por mi hermana Marilina, porque siempre confía en mí, aunque he de reconocer que en mi entorno hay mucha gente que me motiva e inspira, porque tengo una gran familia y muy buenos amigos.

Sin duda, nunca sabemos lo que nos iremos encontrando en el camino, pero lo cierto de todo esto es que si no metemos la mano en la caja, o dicho de otro modo, no hacemos por buscar que ocurran cosas, la vida tendría mucho menos sentido.

Hay que atreverse, y para ello hay que enfrentarse a «lo que salga».

Como escribí una vez «Que tus miedos no te hagan pequeña. Se grande como tus sueños». Ocurra lo que ocurra en la ceremonia del día 15, yo ya me siento afortunada por el mero hecho de estar entre los finalistas, así que ¡gracias!.

Fotografías. Imagen 1 George Dolgikh – Imagen 2 Free Photos – Imagen 3 Bob Dmyt – Imagen 4 Andreas Wohlfahrt – Imagen 5 Rmt – Imagen 6 Simona Robová – Imagen 7 Free Photos – Imagen 8 Ben Kerchkx – Karolina Grabowska – Todo a través de Pixabay. / Imagen 8 Diseño Canvas, con texto propio.

¡Hasta el próximo Post!

10 comentarios en «¡Abre la caja!»

  1. Precioso cariño!! Hemos sido afortunadas con nuestras»cajas» la mía con lazo rosa seguro, jeje.
    Sigamos sacando cosas… como del abrigo de Harpo Marx sobre todo alegrías y espero seguir compartiendolas a tu lado.TQM

  2. Enhorabuena por esta nominación !!! Te la mereces con creces por escribir relatos tan bonitos y especiales. Estar allí ya es todo un logro… mucha suerte… 😉

  3. Enhorabuena por la nominación!!! me encantan tus relatos, me hacen, unos soñar y otros pensar y al final …
    el optimismo que contagias.

¿Qué te ha parecido ? Comenta que te leo...